• Hoy Dios quiere decirte lo siguiente:
    ¿Me necesitas? Estoy aquí contigo.
    No puedes verme, sin embargo soy la luz que te permite ver
    No puedes oírme, sin embargo hablo a través de tu voz.
    No puedes sentirme, sin embargo soy el poder que trabaja en tus manos.
    Estoy trabajando en ti, aunque desconozcas Mis senderos.
    Estoy trabajando, aunque no reconozcas Mis obras.
    No soy una visión extraña. No soy un misterio.
    Todavía estoy aquí contigo, Todavía te oigo.
    Todavía te contesto.
    Aunque me niegues, estoy contigo.
    En los momentos en que más solo crees encontrarte,
    Yo estoy contigo.
    (tú nombre), aún en tus temores, estoy contigo.
    Aún en tu dolor, estoy contigo.
    Estoy contigo cuando oras y cuando no oras.
    Estoy en ti y tu estas en Mí.
    Vacía tu corazón de temores ignorantes.
    Cuando quites el "yo" de en medio, estoy contigo.
    De ti mismo no puedes hacer nada, pero Yo todo lo puedo.
    Yo estoy en todo.
    Aunque no puedas ver bien, el bien está allí,
    pues Yo estoy allí.
    Sólo en Mí el mundo tiene significado;
    sólo de Mí toma el mundo forma;
    Sólo por Mí el mundo sigue adelante.
    Soy la ley en la cual descansa el movimiento de las estrellas y el crecimiento de toda célula viva. Soy el amor que es el cumplimiento de la ley.
    Soy seguridad, Soy paz
    Soy unificación, Soy la ley por la cual vives.
    Soy el amor en el que puedes confiar. Soy tu seguridad.
    Soy tu paz, Soy uno contigo, Yo Soy.
    Aunque falles en encontrarme,
    Yo nunca dejo de encontrarte.

    Aunque tu fe en Mi es insegura, Mi fe en ti nunca flaquea
    Porque te conozco, porque te amo.
    Mi bien amado, estoy aquí, contigo.





    votre commentaire
  • Le pedí a Dios

    Le pedí a Dios estar en primera fila...
    Él me colocó en el último lugar para que conociera la paciencia y la humildad.
    Le pedí ser el centro del mundo...
    Él me enseñó que la vanidad me aparta del centro de cualquier cosa.
    Fama y gloria...
    Pero Él me concedió sencillez y comprensión para que mi ego no fuera a herir a los demás.
    Le pedía a Dios un auto que viajara veloz...
    Él me concedió un paso firme por el sendero correcto para que no atropellara mis sentimientos.
    Tener una mansión pero...
    Él me dio una pequeña casa llena de ternura y amor.
    Le pedí poseer dinero para tener muchos amigos pero...
    Él me concedió algo mejor: me ofreció Su amistad no a cambio de mi dinero sino de mi sinceridad.
    Pedí a Dios poseer mucha belleza y sin embargo...
    Él me dio sensibilidad y belleza espiritual para que no me sintiera más que los demás. Le pedí a Dios ser siempre feliz, pero...
    Él me hizo conocer la tristeza para que comprendiera que la vida no sólo esta compuesta de cosas bellas y para que tuviera compasión por el sufrimiento de los demás.
    Un carácter fuerte pero...
    Él me concedió un corazón blando y un carácter pasivo para que pudiera amar y ayudar a los demás.
    Le pedí tener el mundo a mis pies pero...
    Él me hizo comprender que es mejor tener amigos en el corazón.
    Por todo eso Dios mío... nunca me concedas todo lo que te pido... concédeme lo que hasta hoy he tenido la dicha de poseer.





    votre commentaire
  • Quieres tener a Dios de tu parte? Es muy sencillo: ponte tú de parte de Dios.

    No olvides jamás: Dios llena los corazones  y los bolsillos.
 Pon amor en las cosas que haces y las cosas tendrán sentido. Retírales el amor y se tornaran vacías.





    votre commentaire
  • Los milagros

    Los milagros y las manifestaciones de la gloria de Dios son para su gloria. Cuando Jesús convierte el agua en vino en las bodas de Caná, Juan dice: «Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria» (Juan 2.11). Cada milagro es una manifestación de la Gloria de Dios. Juan usa esta expresión para describir este milagro del agua que se convierte en vino, pues tal vez algunos no lo vean en la misma categoría que la resurrección, la sanidad de un hombre ciego o la expulsión de un demonio. Ayudar de manera tan bondadosa en el éxito de la recepción de una boda se podría considerar por algunos una «pérdida» del poder de Dios; tal vez por eso Juan describe el milagro de la manera en que lo hizo. Pero a pesar de lo que se diga acerca del tipo de milagro, sin importar la clase de «señal», este surge para manifestar la gloria del Señor; es decir, la excelencia de su amor, gracia, fuerza y poder. Cada milagro es también para su gloria, para que toda la alabanza y honra le sea dada a Él, y sólo a El. Al estudiar esta lección, veremos cuántas veces el Señor Jesús elogia a distintas personas por su fe. Es bueno que nosotros lo veamos haciendo esto pues indica su deleite, el placer de Dios, con respecto a los que «creen» de forma tal que lo aceptan y le permiten obrar en áreas que la incredulidad entorpecería. Al desarrollar la fe, esta accede a la gracia de Dios hacia los milagros. Sin embargo, cuando ocurre algo milagroso, incluso cuando la humanidad se ha beneficiado, es siempre para la Gloria de Dios.<





    votre commentaire
  •  Objetivo: Que sepamos que Dios no tiene la culpa de que pasen tragedias, desastres naturales, etcétera. No hay que cuestionar a Dios cuando pasan las cosas. Introducción: Proverbios 6:16-19.

     Después de los atentados del 11 de Septiembre del año 2001 en Estados Unidos, muchas personas se deben haber preguntado: ¿Dónde estaba Dios?.
     Si Dios hizo el mundo, y si él es bueno, ¿por qué el mundo está tan malo?.
     Si Dios es amoroso y misericordioso, ¿por qué permitió que ocurrieran hechos tan abominables?.
     Si él tiene el poder absoluto y odia la maldad, ¿por qué no interviene para detenerla?.
     Siempre nos hacemos estas preguntan cuando atropellan ó abusan de un niño, cuando vemos a gente inocente sufrir, etcétera. La mayoría de la gente ha sido criada en un ambiente religioso donde se le enseña que el mundo fue creado por un ser divino que es poderoso, pero es obvio que en el mundo ocurren cosas malas.
     ¿Acaso Dios no tiene poder para detener la maldad?. ¿No tiene control sobre lo que acontece?.

     La respuesta a las preguntas anteriores está relacionada con la siguiente pregunta:
     ¿Queremos que Dios controle completamente todo lo que hacemos y pensamos?.
     ¿Nos gustaría que alguien controlara nuestra vida, qué nos digiera todo lo que podríamos o no podríamos hacer, que nos señalara todo lo que debiéramos hacer en cada momento del día?  ¿Deseamos esa clase de control en nuestras vidas?.
     ¿Debería Dios evitar que alguien infrinja los límites de velocidad?, ¿Debería Dios evitar que vemos ciertos programas que incitan a algunas personas para que cometan actos depravados o violentos?, ¿Debería evitar Dios que vemos programas obscenos que corrompen la mente tanto de quienes la producen como de quienes la ven?
     ¿Debería Dios evitar las relaciones fuera del matrimonio que destruyen a los mismos matrimonios y familias enteras, que destruyen niños inocentes, provocan abortos, etcétera?
     Cuando uno quebranta una ley o comete actos irresponsables, con frecuencia no sólo se hace daño asimismo, sino que también daña a personas inocentes, ¿debería intervenir Dios en ese momento?.
     ¿Debería intervenir en las redes pedófilas?. ¿Debería detener a los sicópatas?. ¿Debería evitar los paros de la locomoción Colectiva o protestas de los estudiantes?.

     Porque Dios no tiene la culpa de las cosas malas que pasan:
     Nos creó libres: Tenemos que entender que Dios tendría que ejercer dominio absoluto sobre cada acto de cada ser humano sobre la faz de toda la tierra. Si lo hiciera, seriamos unos androides incapaces de tomar decisiones propias. Seriamos unos entes autómatas.
     Filipenses 1:8-10: Dios nos creó libres y nosotros valoramos esa libertad sobre la cual está fundada la cultura occidental y siempre se ha luchado por mantenerla. Con este concepto nace una contradicción enorme al culpar a Dios cuando ocupamos nuestra libertad y produce consecuencias trágicas.
     Génesis 3:1-7 = Es importante notar que Dios no los obligó a que obedecieran. La responsabilidad de ellos era elegir si iban a confiar o no en él. Satanás, viendo que Dios le dio esa libertad, los engañó. Debemos recordar que Satanás no tiene el poder para hacernos hacer cosas, pero tiene la astucia para engañarnos. Es fácil echarle la culpa a Satanás cuando no venimos a la iglesia, cuando no queremos orar o leer la Biblia. Él es una de las fuentes de la tentación, pero no es la única ya que somos tentados por nuestros propios malos deseos y si hacemos algo malo fue porque nosotros quisimos. Nadie hace algo “bueno” sin querer al igual que las cosas malas.

     El hombre escogió y toma malas decisiones:
     Génesis 2:7-9, 15-20 = Desde el principio, Dios nos dotó de una capacidad mental sobresaliente, pero no nos imprimió instantáneamente carácter y principios morales. Por eso, los niños uno no les enseña a hacer cosas malas, sino que cosas buenas. Para poder desarrollar un carácter justo y recto es imprescindible que escojamos libre y conscientemente entre el bien y el mal. Por eso es importante enseñarles principios y convicciones a los niños desde pequeños (en la casa, en la iglesia y con el ejemplo) porque “... aunque fueren viejos, no se apartarán de ellos...”. Entre más temprano se acostumbren a estar en un culto, mucho mejor. La iglesia no es un lugar donde la gente la viene a “pasar bien” ya que muchos se “aburren” en el culto.
     Isaías 5:20 = Esto requiere tiempo y Dios nos permite elegir como queremos aprender a diferenciar entre el bien y el mal: admirando su sabiduría o confiar en nuestros métodos. Lamentablemente, la moral de hoy se rige por lo que piensa la mayoría. Desgraciadamente ha muchas cosas pornográficas le llamamos arte. Ejemplo del matrimonio que fue a un “consejero matrimonial” y este le recomendó ver pornografía.
     Romanos 1:18-32 = Dios entregó al hombre a sus propias decisiones y consecuencias. Hoy ya se permite que las parejas gay adopten hijos. ¿Qué futuro le espera a esos niños?. Existe una presión social muy fuerte sobre la juventud la que la lleva hacer y pensar cosas que le hacen daño (hombría, tragos, etc.). A pesar de existir más que nunca información sobre como prevenir el Sida y los embarazos no deseados, estos, en vez de disminuir, han aumentado. No nos debemos preocupar cuando nos llaman pacatos, moralistas o de doble Standard ya que En el mundo también existe el doble estándar y muchos que, por ejemplo, apoyaron a Tunick no irían a sacarse una foto de él o los que tratan de héroe a la Baby Vamp no serían capaces de hacer lo que hizo ella.
     Gálatas 6:7 = Somos productos de nuestras decisiones. Dios nos dejó su palabra para que tomáramos decisiones, pero muchas veces ni siquiera la consideramos; no escudriñamos las escrituras para ver la voluntad de Dios. Muchas veces nos basamos en la experiencia para tomar decisiones aunque estas se opongan a la Biblia (Justificar el Yugo Desigual, cierto tipo de música en la iglesia, etcétera.)
     Génesis 3:12 = Adán le echó la culpa a Dios del porque pecó.
    Samuel 15:15= Saúl le hecha la culpa al pueblo de sus malas decisiones.
     ¿Qué culpa tiene Dios que en la India no se puedan comer a las vacas porque son sagradas y, sin embargo, mucha gente se muere de hambre en ese lugar?.
     ¿Qué culpa tiene que la Iglesia que se hace llamar la Representante de Cristo en la Tierra (Vicario) no venda la mitad de sus riquezas que posee en su “Santa Sede” y así que se acabe el hambre en África?.
     La libertad es tuya, Ok. Muchos jóvenes se quejan de que los padres los controlan mucho. Pero se quejarían si no lo hicieran. Mientras uno viva y/o dependa de los padres, debemos rendirle cuenta en todo lo que hagamos. Los jóvenes queremos transformar la libertad en “libertinaje”, queremos ser “liberales” e imitar al mundo.

     El Hombre no busca a Dios para tomar sus decisiones:
     Deuteronomio 30:15-19 = Aunque Dios nos creó con libre albedrío, nos exhorta para que reconozcamos que sólo por medio de él podemos obtener el verdadero conocimiento de lo que es correcto y lo que es erróneo. Lamentablemente hoy, los creyentes, tratan de seguir el ejemplo del mundo para tomar sus decisiones como por ejemplo, en la crianza de los niños: hay que tenerles computador para que aprendan a sumar, no se les tocar (disciplinar) porque los puede demandar o tendrían que llevarlos al psicólogo, se les reta porque rompen un plato, pero no se les dice nada cuando le falta el respeto a la madre, etc. Muchos padres no “estorban” a sus hijos en sus vidas.
     Oseas 10:12 = Dios quiere que tomemos buenas decisiones, pero no nos obliga a que lo hagamos. Si todos nos dedicáramos a sembrar justicia, nuestro mundo podría cosechar la paz y la tranquilidad. (Levíticos 26:3-12). Debemos confiar más en Dios que en los psicólogos, sociólogos u orientadores del mundo.
     Isaías 59:8-10 = La mayoría de la gente del mundo no toma en cuenta a Dios en el momento de tomar decisiones y él se los permite lo cual no significa que la gente tome decisiones correctas. Cuando la gente toma malas decisiones, no reconoce el error. Y como la gente no toma en cuenta la exhortación de Dios, sigue tomando decisiones equivocadas y se convierte en un círculo vicioso. El mundo da paz, pero no es la paz de Dios. Mucha gente dice que tiene la conciencia tranquila en sus decisiones, pero les dura hasta que están en problemas.
     Apocalipsis 3:20 = Muchas iglesias fracasan porque tienen a Cristo fuera de ella. Muchas iglesias de han amoldado al mundo para atraer gente “cristianizando” cosas del mundo para que la gente se sienta bien. Una de las señales del fin de los tiempos en que los creyentes de alejarán de la verdadera fe y no que estará más cerca de Dios.
     Final:
     Proverbios 16:25 = Muchos caminos nos parecen los correctos, pero sólo uno nos lleva a Dios. (Juan 14:6). El peor enemigo que tengo no es Satanás, sino que soy yo mismo. Los creyentes en vez de preguntarle a Dios el Porqué hace ciertas cosas, deberíamos preguntarle el Para qué hace ciertas cosas.
     Si conoces al enemigo (Satanás, el mundo y nosotros mismos) y te conoces a ti mismo (que necesitamos y dependemos de Dios): no debes temer el resultado de 100 batallas.
     Si conoces al enemigo y no te conoces a ti mismo (o viceversa): por cada batalla ganada también perderás una.
     Si no conoces al enemigo y no te conoces a ti mismo: sucumbirás en cada batalla.  ¿Cómo conocer al enemigo y a uno mismo?: Escudriñando las escrituras y buscando la comunión con Dios.





    votre commentaire
  • Tú dices: "Es imposible"
    Dios te dice: Todo es posible.
    (Lucas 18:27)

    Tú dices: "Estoy muy cansado."
    Dios te dice: Yo te haré descansar.
    (Mateo 11:28-30)

    Tú dices: "Nadie me ama en verdad."
    Dios te dice: Yo te amo.
    (Juan 3:16 y Juan 13:34)

    Tú dices: "No puedo seguir."
    Dios te dice: Mi gracia es suficiente.
    (II Corintios 12:9 y Salmo 91:15)

    Tú dices: "No puedo resolver las cosas."
    Dios te dice: Yo dirijo tus pasos.
    (Proverbios 3:5-6)

    Tú dices: "Yo no lo puedo hacer."
    Dios te dice: Todo lo puedes hacer.
    (Filipenses 4:13)

    Tú dices: "Yo no soy capaz."
    Dios te dice: Yo soy capaz.
    (II Corintios 9:8)

    Tú dices: "No vale la pena."
    Dios te dice: Si valdrá la pena.
    (Romanos 8:28)

    Tú dices: "No me puedo perdonar."
    < Dios dice: Yo te perdono.
    (I Juan 1:9 y Romanos 8:1)

    Tú dices: "No lo puedo administrar."
    Dios dice: Yo supliré todo lo que necesitas.
    (Filipenses 4:19)

    Tú dices: "Tengo miedo."
    Dios te dice: No te he dado un espíritu de temor.
    (I Timoteo 1:7)

    Tú dices: "Siempre estoy preocupado y frustrado."
    Dios te dice: Hecha tus cargas sobre mí.
    (I Pedro 5:7)
    Tú dices: "No tengo suficiente fe."
    Dios te dice: Yo le he dado a todos una medida de fe.
    (Romanos 12:3)

    Tú dices: "No soy suficientemente inteligente."
    Dios te dice: Yo te doy sabiduría.
    (I Corintios 1:30)

    Tú dices: "Me siento muy solo."
    Dios dice: Nunca te dejaré, ni te desampararé.
    (Hebreos 13:5)





    votre commentaire

  • Sana tu alma y encontraras a esa persona que siempre has buscado en el espejo, es increíble notar la capacidad mental que se tiene para sanarse a uno mismo, no todo está en tu mente, hay cosas que están mucho más profundo, en tu interior, donde tu mente no siempre te deja llegar, pero tu corazón te lo hace sentir, busca, medita, conéctate con esa parte de tu ser que es tan importante como el mismo cuerpo pero muchas veces la olvidamos, el alma. Se tú mismo quien cura tu heridas pues nadie lo hará por ti.
    En tu interior está la respuesta a tus dolencias. Tú tienes la capacidad sanadora que buscas en otros, sólo busca dentro de ti.
    Rodéate de buenas personas y lo más importante: Sé una de ellas porque quien algo quiere algo le cuesta, poder es querer, nada es imposible si alguien se lo propone desde el primer momento.
    Que las cosas se consiguen con gran esfuerzo.
    Dios conoce nuestras limitaciones, así como también nuestras capacidades, Él conoce cual es tu fortaleza y como reaccionarás frente a las circunstancias
    que te rodean.





    votre commentaire
  • El universo siendo tan inmenso, no tiene un fin descrito,
    Y Dios en su grandeza, cogió dos estrellas pequeñas y las puso en tus ojos,
    Así como el pintor tiene destreza con su pincel,
    Dios con su talento, pintó tu hermoso rostro con los colores del arco iris.
    Así como la rosa tiene su delicadeza y frescura en cada día,
    Dios en su chispa, puso la delicadeza de la rosa en tus manos y la frescura en tu cuerpo, Dios en su gran cariño, le dio un brillo de su alma a tu alma, solo por amor,
    Dios en su ternura, te regaló el mejor don, de amar con el alma y sentir con el corazón.
    Porque Dios, le puso el mejor sabor y color a tus labios, que todos desearían tener.
    Eres una bendición de Dios y aunque se levanten grandes muros que quieran impedir que avances y te quieran cerrar las puertas a ser feliz y vivir en paz, recuerda que eres una hermosa creación de Dios y que Él, te dará la mano para ayudarte a derribar todas las barreras y todos los muros que no te dejan avanzar.
    Solo ten fe y dialoga con Dios, a través de la oración.





    votre commentaire
  • Lo que se Oye

    Dos amigos caminaban por una calle concurrida y ruidosa de una ciudad soleada del sur de Francia.
    Uno de ellos preguntó: –¿Oyes el canto del grillo?
    –¿Con semejante ruido?, respondió el otro.
    El primero, un zoólogo, tenía el oído ejercitado para percibir los sonidos de la naturaleza. No contestó nada a su amigo; simplemente dejó caer una moneda. Enseguida varias personas se dieron la vuelta.
    –Oímos sólo lo que queremos oír, señaló él.

    Nuestro oído, demasiado a menudo aturdido de informaciones, ¿está ejercitado para escuchar la voz de Dios? Atrapados en un torbellino de actividades, corremos el riesgo de permanecer sordos a lo más importante.

    Pero, ¿Cómo habla Dios? Lo hace por medio de la naturaleza:
    “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia
    la obra de sus manos… No hay lenguaje, ni palabras…
    Por toda la tierra salió su voz” (Salmo 19:1-4). :





    votre commentaire

  • Consejos divinos


    Se como el sol - Levántate temprano y no te acuestes tarde.
    Se como la luna - Brilla en la oscuridad, pero sométete a la luz mayor.
    Se como los pájaros - Come, canta, bebe y vuela.
    Se como las flores - Enamoradas del sol, pero fieles a sus raíces.
    Se como el buen perro - Obediente, pero nada más a su Señor.
    Se como la fruta - Bella por fuera, saludable por dentro.
    Se como el día - Que llega y se retira sin alardes.
    Se como el oasis - Da tu agua al sediento.
    Se como la luciérnaga - Aunque pequeña, emite su propia luz.
    Se como el agua - Buena y transparente.
    Se como el río - Siempre hacia adelante.
    Se como Lázaro - Levántate y anda.
    Se como José - Cree en tus sueños.
    Y por sobre todas las cosas se como el cielo: La morada de Dios.


    votre commentaire

  • Consejos para ser  feliz

    El día más bello, hoy
    La cosa más fácil, equivocarse
    El obstáculo más grande, el miedo
    El mayor error, abandonarse
    La raíz de todos los males, el egoísmo
    La distracción más bella, el trabajo
    La peor derrota, el desaliento
    Los mejores maestros, los niños
    La primera necesidad, comunicarse
    La mayor felicidad, ser útil a los demás
    El misterio más grande, la muerte
    El peor defecto, el mal humor
    El ser más peligroso, el mentiroso
    El sentimiento más ruin, el rencor
    El regalo más bello, el perdón
    Lo más imprescindible, el hogar
    La ruta más rápida, el camino correcto
    La sensación más grata, la paz interior
    El arma más eficaz, la sonrisa
    El mejor remedio, el optimismo
    La mayor satisfacción, el deber cumplido
    La fuerza más potente, la fe
    Los seres más necesitados, los padres
    Lo más hermoso de todo, el amor

    La felicidad es el resultado del comportamiento del estado de ánimo que nos hace sentir un gozo o placer, lograr una quietud o satisfacción que cambia nuestro interior una vez que obtenemos y amamos algún bien deseado, ya sea material, mental o espiritual.
    La felicidad es un estado de la mente. No somos felices en tanto no decidamos serlo.
    La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor, sino de lo que pasa dentro de nosotros.
    La felicidad no tiene recetas; cada quien la cocina con la sazón de su propia meditación.
    La felicidad consiste en tener buena salud y mala memoria.
    La única manera de sembrar la felicidad es compartiéndola con alguien.
    Nada no es felicidad, si no se comparte con otra persona y nada es la verdadera tristeza si no se sufre completamente solo.
    Amor es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad.
    El deseo y la felicidad no pueden vivir juntos.
    El regalo de la felicidad pertenece a quienes lo desenvuelven.
    El secreto de la felicidad consiste en exigirse mucho de si mismo y nada de los demás.

    Madre Teresa de Calcuta


    votre commentaire
  •  

    El silencio de Dios

    Cuenta una antigua leyenda Noruega   acerca de un hombre llamado Haakon quien cuidaba una ermita. A ella acudía la gente a orar con mucha devoción. En esta ermita había una cruz antigua. Muchos acudían allí para pedirle a Cristo algún milagro.
    Un día el ermitaño Haakon quiso pedirle un favor a Cristo crucificado, impulsado por un sentimiento generoso. Se arrodilló ante la cruz y dijo: Señor, quiero padecer por ti. Déjame ocupar tu puesto. Quiero reemplazarte en la cruz Y se quedó fijo con la mirada puesta en la Esfinge, como esperando la respuesta.
    El Señor abrió sus labios y habló. Sus palabras cayeron de lo alto, susurrantes y amonestadoras: - Siervo mío, accedo a tu deseo, pero ha de ser con una condición.


    Cuál, Señor? - preguntó con acento suplicante Haakon. - Es una condición difícil? Estoy dispuesto a cumplirla con tu ayuda, Señor!, - respondió el viejo ermitaño.


    Escucha: suceda lo que suceda y veas lo que veas, has de guardarte en silencio siempre.
    Haakon contestó: - Os, lo prometo, Señor! - Y se efectuó el cambio.

 Nadie advirtió el trueque. Nadie reconoció al ermitaño, colgado con los clavos en la Cruz y a su vez el Señor ocupaba el puesto de Haakon.
    Y este por largo tiempo cumplió el compromiso al pié de la letra, a nadie dijo nada.
    Pero un día, llegó un comerciante rico a la ermita; después de haber orado, dejó allí olvidada su bolsa de dinero. Haakon lo vio y calló.
    Tampoco dijo nada cuando un campesino pobre, que vino dos horas después, encontró la bolsa de oro del comerciante y al verla sin dueño, se apropió de ella. Ni tampoco dijo nada cuando un muchacho se postró ante el poco después para pedirle su gracia antes de emprender un largo viaje. Pero en ese momento volvió a entrar el comerciante en busca de la bolsa. Al no hallarla, pensó que el muchacho se la había apropiado.

 El rico se volvió al joven y le dijo iracundo:¡Dame la bolsa que me has robado!.
    El joven sorprendido, replicó:¡ No he robado ninguna bolsa!.¡
    No mientas, devuélvemela enseguida!. - ¡Le repito que no he cogido ninguna bolsa!
    Fue la rotunda afirmación del muchacho. El rico arremetió, furioso contra él. Sonó entonces una voz fuerte: ¡ Detente! El rico miró hacia arriba y vio que la imagen le hablaba. Haakon, que no pudo permanecer en silencio, gritó, y defendió al joven, e increpó al rico por la falsa acusación. Este quedó anonadado, y salió de la Ermita. El joven salió también porque tenia prisa para emprender su viaje. Cuando la ermita quedo a solas, Cristo se dirigió a su siervo y le dijo:
    - Baja de la Cruz. No sirves para ocupar mi puesto. No has sabido guardar silencio.
    - Señor, - dijo Haakon - Como iba a permitir esa injusticia?. Se cambiaron los oficios.
    Jesús ocupó la Cruz de nuevo y el ermitaño se quedó ante la Cruz. El Señor, siguió hablando: - Tú no sabías que al comerciante le convenía perder la bolsa, pues llevaba en ella el precio de la virginidad de una joven mujer.

 El campesino, por el contrario, tenia necesidad de ese dinero e hizo bien en llevárselo; en cuanto al muchacho que iba a ser golpeado, sus heridas le hubiesen impedido realizar el viaje que para el resultaría fatal.
    Ahora, hace unos minutos acaba de zozobrar el barco y él ha perdido la vida.
    Tú no sabias nada, Yo sí. Por eso escucho las plegarias y callo.
    Y el Señor nuevamente guardó silencio.
    Muchas veces nos preguntamos: por que razón Dios no nos contesta? por qué razón se queda callado Dios ante nuestras plegarias? Muchos de nosotros quisiéramos que Él nos respondiera lo que deseamos oír pero Dios no es así. Dios nos responde aun con el silencio.

    Debemos aprender a escucharlo Su Divino Silencio, son palabras destinadas a convencernos de que, Él sabe lo que está haciendo.
    En su silencio nos dice con amor: Confiad en mi, que sé bien lo que debo hacer!
    "Dios responde las oraciones con: un si, un espera y un no (este no es el que a veces hace flaquear nuestra fe) pero todo
    lo hace conforme a sus propósitos y voluntad en bien de nosotros."

     


    votre commentaire
  •  

    Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que
    obtiene la inteligencia; Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus frutos más que el oro fino. Más preciosa es que las piedras preciosas; Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella". Proverbios 3: 13-15.

    "¡Oh profundidad de las riquezas y de la sabiduría y ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién conoció la mente del Señor, o quién ha sido su consejero? O quién le dio un regalo a Él. que Él tenga que recompensar? Porque de El, por El y para El son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén ". - Romanos 11:33-36.


    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

     


    votre commentaire
  •  

    Víboras en el sepulcro

    En cierta ciudad de los
    Estados Unidos vivió hace tiempo un hombre rico, bien conocido,
    llamado Zet Pedil, quien no creía en la existencia de Dios; se burlaba de los que creían en Dios, con tal vehemencia
    lo hacía y con un vocabulario tan soez
    que cuando los creyentes lo veían, temblaban de terror. Un día, este ateo
    dijo delante de muchos testigos lo siguiente: “Si Dios existe y es verdad lo que dice la Biblia, que mi cuerpo habite entre víboras cuando yo esté en el sepulcro.”

    No mucho después, en 1908, este ateo murió a la edad de 82 años, y cuando bajaban su cadáver al sepulcro  había
    en él una enorme víbora. Después de esto siempre se han encontrado víboras alrededor del sepulcro del ateo. El sepulturero dijo que una vez mató cuatro víboras en esta tumba, mientras que en otras no se encuentra ninguna. Otro escribió: “El sepulcro de este hombre está siempre lleno de víboras. En cualquier tiempo que lo visitéis, encontraréis estos animales; el año pasado visitamos ese lugar veinte personas y encontramos veinte víboras.” Y se asienta que mientras más víboras matan, más abundan.

    En 1931, el director de un periódico escribió lo siguiente: “En abril visité la tumba del ateo Zet Pedil y vimos en
    él seis víboras negras; mi compañero mató una de ellas a la que fotografiamos. El sepulturero nos dijo que esa mañana él había matado cuatro. Y que hacía algún tiempo habían abierto el sepulcro y lo habían limpiado para extinguir los animales, pero no habían tenido éxito. Y otro hombre dijo: “Es notable que en los sepulcros adjuntos no haya ni una sola víbora, mientras que éste está infestado.”

    Este hecho, raro y notable, a la vez que verdadero, se ha esparcido por medio de los periódicos y folletos, acompañado por fotografías. Con esto, muchos hombres juiciosos e inteligentes se han convencido de su error; pero otros, desgraciadamente, han seguido en su pecado. Dios contestó el dicho del ateo e hizo que su cuerpo habitara entre víboras. Cuánta razón tenía el Apóstol al decir: “No os engañéis, Dios no puede ser burlado” (Gálatas 6:7).—Julio Petridis, en El Heraldo de Santidad

    Es fácil abrir los labios para pronunciar maldiciones sobre nosotros y sobre los demás y a veces no entendemos que las palabras que salen de nuestros labios tienen poder. Cuantos padres han lanzados maldiciones a sus hijos o viceversa. Cuantas veces no hemos medido tal arma. Hoy es una oportunidad para bendecir mi día, mi familia, mis amigos, mis compañeros de trabajo y apartarme de aquellas tendencias a hablar cosas de las cuales tendré que arrepentirme tarde que temprano.
    El día señalado, Herodes, ataviado con su ropaje real y sentado en su trono, le dirigió un discurso al pueblo. La gente gritaba: «¡Voz de un dios, no de hombre!» Al instante un ángel del Señor lo hirió, porque no le había dado la gloria a Dios; y Herodes murió comido de gusanos. Hechos 12:21,22
    Mis labios no hablarán iniquidad ni mi lengua pronunciará mentira! Job 21:4
    Guarda tu lengua del mal y tus labios de hablar engaño. Sal 34:13

     


    votre commentaire
  •  



    Buscar a Dios donde se encuentra.


    El ermitaño, en oración oyó claramente la voz de Dios. Le invitaba a acudir a un encuentro especial con Él. La cita era para el atardecer del día siguiente, en la cima de una montaña lejana. Temprano se puso de camino; necesitaba toda la jornada para llegar al monte y escalarlo. Ante todo, quería llegar puntual a la importante entrevista.
    Atravesando un valle, se encontró a varios campesinos ocupados en intentar controlar y apagar un incendio declarado en el bosque cercano, que amenazaba las cosechas y hasta las propias casas de los habitantes. Reclamaron su ayuda porque todos los brazos eran pocos. Sintió la angustia de la situación y el no poder detenerse a ayudarles. No debía llegar tarde a la cita y, menos aún, faltar a ella. Así que con una oración que el Señor les socorriera, apresuró el paso, ya que había que dar un rodeo a causa del fuego.
    Tras ardua ascensión, llegó a la cima de la montaña, jadeante por la fatiga y la emoción. El sol comenzaba su ocaso; llegaba puntual, por lo que dio gracias al cielo en su corazón.
    Anhelante esperó, mirando en todas las direcciones. El Señor no aparecía por ninguna parte. Por fin descubrió, visible sobre una roca, algo escrito. Leyó: “Dispensarme, estoy ocupado ayudando a los que sofocan el incendio”. Entonces comprendió dónde debía encontrarse con Dios.

    Vidal Ayala. “La voz del bosque”. PS.

     


    votre commentaire
  •  



    Adorar al verdadero Dios

    El maestro preguntó al discípulo:
    - ¿Por qué no adoras a los ídolos?
    El discípulo respondi&oacute:
    - Porque el fuego los quema.
    - Entonces adora al fuego.
    - En todo caso adoraría al agua, capaz de apagar al fuego.
    - Adora entonces al agua.
    - En todo caso adoraría las nubes, capaces de apagar el fuego.
    - Adora las nubes.
    - No, porque el viento es más fuerte que ellas.
    - Entonces adora el viento que sopla.
    - Si debiera adorar al viento, adoraría al hombre que tiene poder de soplar.
    - Adora entonces al hombre.
    - No, porque muere.
    - Adora la muerte.
    - Lo único digno de adorarse es el Dueño de la vida y de la muerte. El maestro alabó la sabiduría del discípulo.

    Anónimo judío

     


    votre commentaire
  •  



    Dice una antigua leyenda que, cuando Dios estaba creando el mundo, se le acercaron cuatro ángeles, y uno de ellos le preguntó: “Qué estás haciendo?”; el segundo le preguntó: “¿Por qué lo haces?”; el tercero: “¿Puedo ayudarte?”; y el cuarto: “¿Cuánto vale todo esto?”

    El primero era un científico, el segundo un filó- sofo, el tercero un altruista, el cuarto un agente inmobiliario.
    Un quinto ángel se dedicaba a observar y a aplaudir con entusiasmo. Era un místico.

    Antohny de Mello.
    “La oración de la rana. 2”


    votre commentaire



  • Enseñanza Sufí

    Un muchacho va al encuentro de un gran maestro sufí y le dice: "Maestro, mi confianza en Dios es tan grande que ni siquiera até mi camello allá afuera. Lo dejé a la providencia de Dios, al cuidado de Él" Y el maestro sufí le dijo: "¡Vuelva y ate su camello al poste! No es necesario molestar a Dios con algo que usted mismo puede hacer"

     

     


    votre commentaire



  • Esta historia es tan real como tú.

    En cierta ocasión, durante el sermón del domingo de pascua, durante el predicador puso en el centro del altar una jaula de pájaros vieja, rota y sucia. Toda la iglesia se quedo sorprendida y murmuraban entre ellos.
    Imaginándose sus comentarios, el predicador habló de esta manera: " Ayer cuando caminaba por el pueblo observé a un muchachito que se dirigía hacia mí con una jaula moviéndola de un lado a otro. En su interior había tres pajaritos, temblorosos con frío y miedo. Detuve al muchachito y le pregunté: ¿Que llevas allí hijo mío? "Solo unos pájaros viejos" me respondió. "¿Que vas a hacer con ellos? Le pregunté "Los voy a llevar a casa y pienso divertirme un poco con ellos., Les voy a molestar, arrancarles las plumas, hacerles pelear entre ellos. Espero divertirme y pasarlo muy bien" fue su respuesta. "Pero tarde o temprano te cansarás de esos pajaritos, verdad. ¿Qué horas con ellos?" le dije "¡Oh...! Yo tengo gatos. A ellos les gustan los pajaritos. Cuando me canse se los echaré a ellos" respondió el muchacho.
    El Predicador guardó silencio por un momento y luego le preguntó: "¿Por cuánto me vendes esos pajaritos, muchacho?
    "¡¡UH!!!! ¿Porque le interesan a usted estos pájaros, señor? ¡Son únicamente unos pájaros viejos, no cantan y ni siquiera son lindos!"
    "¿Cuánto?" Volvió a preguntar el Predicador.
    El muchachito miró al predicador pensado si se habría vuelto loco y entonces le pidió $10.00 dólares.
    El predicador sacó 10 dólares de su bolsillo y se los entregó. Tan pronto recibió el dinero, el muchacho desapareció.
    El predicador levantó la jaula con cariño y cuidado. La llevó a un pequeño parque donde había árboles y frutas. Abrió la jaula y dando unos suaves golpes hizo que los pájaros volaran libremente. Esta era la razón por la cual la jaula estaba vacía sobre el Altar.
    El predicador continuó diciéndole -Un día Jesús y el ángel de Infierno se pusieron a conversar. El ángel acababa de llegar del Jardín del Edén, y se notaba que estaba contento y alegre.
    "Si, Señor, acabo de apoderarme del Mundo entero con toda su gente. Les tendí una trampa. Utilicé una carnada que yo sabía que no la iban a poder resistir. ¡Los Atrape!"
    "¿Que vas a hacer con toda esa gente?" Le preguntó Jesús.
    El ángel le respondió: "¡Oh, voy a divertirme! Les voy a enseñar a casarse y divorciarse. Que se odien y abusen unos de otros, Les enseñaré a beber, fumar y maldecir. Les voy a enseñar cómo fabricar armas y bombas para que se maten entre ellos. ¡Sí que voy a divertirme!"
    "¿Y qué harás luego con ellos después de todo eso?" Le preguntó Jesús.
    "Oh, matarlos" Respondió el ángel sin remordimiento alguno.
    "¿Cuanto quieres por ellos?" Le preguntó Jesús.
    El ángel le respondió "Oh no. Tú no quieres esa gentuza. ¡No sirven para nada! Si los recoges sólo te odiarán. Te escupirán en la cara, maldecirán Tu nombre y acabarán matándote. ¡Créeme no vale la pena!"
    "¿Cuánto?” -Volvió a preguntar de nuevo Jesús.
    El ángel miró a Jesús y con odio, astucia y malicia le respondió: "¡Toda tu sangre, tus lágrimas y Tu vida!!!"
    Jesús le contestó "¡Hecho!!" Y pagó el precio.
    El predicador levantó la jaula en alto, abrió la puerta y se marchó sin pronunciar más palabras.

     

     


    votre commentaire



  • “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. ”
    Corintios 15:57

    “Somos más que vencedores por medio de Jesús que nos amó.”
    Romanos 8:37.

    Porque todo el que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la Victoria que ha vencido al mundo, nuestra Fe.
    Juan 5:4

    Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.
    Buda

    La gran victoria que hoy parece fácil fue el resultado de pequeñas victorias que pasaron desapercibidas.
    Paulo Coelho

    Se gana por méritos propios, más que por los defectos ajenos.
    Dochanlu

    Combatirse a sí mismo es la guerra más difícil; vencerse a sí mismo es la victoria más bella.
    Friedrich von Logau

     

     


    votre commentaire